(+34) 667 440 471 hello@karinpera.com

Los colores pueden ser nuestros grandes aliados o nuestros grandes enemigos. Combinarlos puede convertirse en una tarea imposible que nos haga tirar de básicos una vez más.

Un look compuesto de prendas y colores básicos es una de las soluciones más fáciles a la hora de combinar, pero ¿qué ocurre estos días en los que queremos introducir más colores en nuestro look? Para muchas se puede convertir en una tarea complicada e imposible de llevar a cabo. 

Pero tranquila, estoy aquí para ayudarte. 

El círculo cromático 

Es nuestro gran amigo. Gracias al círculo cromático podemos ver la armonía de color y su complementariedad. Es decir, la relación que existe entre los colores primarios, secundarios y terciarios. 

En función de los colores que encajen mejor con tus gustos y con tu tono de piel, podrás elegir qué colores combinan entre sí de manera correcta. Uno de los grandes beneficios de usar el círculo cromático es que nos hace apostar por combinaciones de manera segura, y eso se transmite a todo el estilismo. 

Algunas técnicas que siempre funcionan

Combinación monocromática

Es una de las técnicas más fáciles para empezar. Consiste en elegir un look y utilizar el mismo color en la parte inferior y superior. Puedes variar el tono de las prendas, pero siempre manteniendo el mismo color principal. 

Combinación complementaria

Si lo tuyo es arriesgar, esta es tu opción. Consiste en elegir un look que presente colores complementarios como el amarillo con el violeta o el verde y el rojo. 

Se trata de una opción más arriesgada, pero con mucha personalidad. Para comenzar a incorporar esta técnica te recomiendo empezar por color complementarios con una tonalidad débil. 

Si esta propuesta te resulta muy arriesgada te propongo una manera de empezar, ¡Apunta! 

Comienza por unas prendas básicas de fondo; pantalón y camiseta con una base lisa y con tonos neutros. A continuación, incorpora zapatos y bolso con algún color que te resulte atractivo.  El color no tiene porqué estar todo en las prendas, puedes jugar con ellos incorporándolos en los accesorios, zapatos o abrigos.

Como siempre digo, lo importante es sentirte cómoda y segura con las prendas que llevas. Si no te sientes así con los colores que llevas no pasa nada, existen infinidad de combinaciones con las que sentirte bien contigo misma. 

¿Tienes alguna duda? Puedes encontrarme en Instagram como karinpb_ Estaré encantada de ayudarte.

Karin Pera