(+34) 667 440 471 hello@karinpera.com

Ropa, estilo y empoderamiento femenino

 Esto ya te lo he contado antes, la moda presenta un lenguaje único y especial. Y es gracias a las diferentes prendas, estilos, tendencias y colores que podemos mostrar una imagen al mundo, ¡la que nosotras queramos!. Conociendo este lenguaje podemos utilizarlo a nuestro gusto para explotar al máximo nuestro potencial.

¿Empoderamiento o masculinización del vestuario?

A lo largo de la historia las mujeres han luchado para poder incorporar diferentes piezas al armario, y a veces resulta curioso ver cómo las prendas que parece que nos empoderan son aquellas que se encuentran dentro del vestuario masculino. Los pantalones, el traje sastre y las camisas son un ejemplo de ello. En este sentido, es una pena que las prendas masculinas en el vestuario femenino sean sinónimo de empoderamiento.

 Quiero contarte un dato curioso ¿Sabías que en la década de los años 70, se creó un nuevo traje llamado Power Dressing?  Este, masculinizaba el vestuario femenino para llevarlo en ámbitos laborales. Creaba la falsa idea de poder bajo el atuendo masculino, si una mujer iba vestida como un hombre entonces, “podía mandar”.

¿Qué ocurre entonces con el resto de nuestro armario? También podemos sentirnos empoderadas con faldas, vestidos y estampados de flores.

 ¿Qué prendas nos empoderan?

La respuesta es simple: todas aquellas prendas con las que te sientas bien.

Empoderarse a través del vestuario es posible, pero quizá no sea todo como nos lo han contado. Soy fiel partidaria de que la ropa nos da poder, nos hace sentir bien, pero por asociarse a un género.

 La clave está en ser tu misma.

Todo recae en la actitud, ser tú misma y sentirte bien con tu armario es la principal arma para empoderarte a través de tu ropa.

 Conoce tu cuerpo.

Conocer tu tipo de silueta, que patrones y que colores te favorecen más,  es indispensable para sentirte a gusto con todas las prendas que tienes.

 Recuerda que la ropa debe ser sinónimo de liberación, debes llevar las prendas que encajen contigo, con tus valores y con la manera que tienes de entender la moda. La prenda que más te empodera es aquella con la que te sientes bien.

 

Karin Pera