(+34) 667 440 471 hello@karinpera.com

Uno de los grandes retos a los que me enfrento cada día es conseguir que mis clientas amen sus prendas ¿No te ha pasado que llega un momento en que todas tus prendas te aburren? Esto puede ser causa de muchos factores, entre ellos la falta de prendas atemporales en tu armario o el gran abuso de las tendencias. 

Todas nos hemos visto desbordadas por prendas y prendas a lo Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York ¿Quién no dijo alguna vez “No tengo nada que ponerme”?, ¿cómo puede ser que entre tantas prendas y esas grandes montañas de ropa no encuentres un conjunto que merezca la pena ese día?

Las principales razones del famoso “No sé qué ponerme” son: 

  • Falta de prendas atemporales
  • No tener claras tus necesidades
  • Tener prendas poco versátiles

Hoy quiero compartir contigo una técnica que hará que vuelvas a amar tus prendas, ¿has visto lo que ocurre cuando pasas mucho tiempo sin ver a alguien? Lo más probable es que eches a esa persona de menos. Pues lo mismo sucede con la ropa. 

Te propongo lo siguiente: 

  1. Divide tu armario por temporadas.
  2. Guarda en un espacio menos visible las prendas de la temporada siguiente.
  3. Enfócate en tu armario presente y selecciona una variedad de prendas que combinen a la perfección.
  4. Utiliza las prendas de tu armario durante un periodo limitado de tiempo. Una vez finalizado, realiza nuevamente el cambio.

¿Qué conseguimos con esto?

Gracias a este método conseguiremos centrarnos en el uso de un número limitado de prendas durante una misma temporada. De esta manera evitaremos tener prendas en exceso que nos limiten a la hora de crear nuestros looks. Otro punto a favor es la ilusión que nos provoca reencontrarnos con las prendas que llevamos tiempo sin ver, por lo que las ganas de utilizarlas serán mayores. 

Recuerda que el cambio hacia un armario más sostenible es un proceso que empieza por pequeños cambios. Este tipo de técnicas harán que tomes más conciencia de las prendas que tienes y que aprendas a incorporarlas en tu vida sin dejarlas en el fondo del armario. 

¿Te animas a ponerla en práctica?

 ¡Gracias por leerme!

Karin Pera